domingo, enero 18

Sapiensia

He llegado a pensar que es hombre. No lo sé, es como un presentimiento extraño. Como si en cualquier momento se vaya a bajar los pantalones y mostrar un brutal miembro. A veces no me es tan natural tanta sutileza, a veces se me hace excesiva su pose femenina y sus movimientos teatrales. Quizás sólo soy yo, digo, no se si tendría problema. Nunca me he carcterizado por aborrecer lo homosexual. Pero el sólo pensar en una relación de rectitud cáusome un pánico tremendo. Recordé aquél desfile en Roma en el que se acercó a nuestro grupo un joven cubierto por un alambre que partía de su pene y extendíase alrededor de sus brazos y sus piernas. Se acercó lo suficiente como para comprobarme, aunado con ese video en el que Liz Vicious quema a una chica, que no sentía motivación alguna para unirme al "ambiente". Me imagino que ha de a haber un sistema de erecciones y demás reacciones entre ellos, yo no lo sé de cierto.

1 comentario:

  1. Hey. Antes que nada te ofrezco una disculpa con toda sinceridad. Si al mejor cocinero se le quema la sopa, porqué no quemársele al peor.
    Ya quedé suscrito, ahora a comentar, sino pa' qué se inventó esta cosa.

    ResponderEliminar