martes, abril 22

Los calzones de Guido siendo puestos por un hombre velludo

¡Señoras y señores del jurado!
He decidido por fin dejar el telescopio
Representa una barrera cognoscitiva entre el bien y el mal

Muchos dirán que mi pasión por la astronomía fue puro cuento

Pero hoy
Solamente hoy
Me declaro astrónomo de profesión
independiente de cualquier instrumento fálico que no sea de carne y de hueso

La espera ansiosa de los días 28
no tiene que ver con ningún tipo de menstruación

Señores del jurado, no me crean un pervertido

Tiene que ver,
única y exclusivamente
con la oscuridad apestosa de pasto cortado
con las días a cuarto menguante
con el cantar de la cara nueva
y con el nuevo tratado sobre las noches calurosas

Quiero decir que soy un lunático empedernido
puedo dejarlo todo
como el toro de aquella famosa canción
que cayó a la lago en la noche doliente
y murió

No, tampoco me crean suicida
No más me gusta echarme traguitos de luna llena
Si vaya, he de confesarlo:

Me gustan las blancas,
pero me gustan más las que brillan





2 comentarios:

  1. Estimado pseudocomunistoide progresista moderado,
    Usted tiende a merecer mis apariciones cibernéticas. Ja. Me gustaron los últimos dos versos, inspiran y hacen sonreír. ¿Todavía sientes mariposas por "ella"? Yo me he dado cuenta que no siento mariposas dentro de mí sino afuera revoloteando alrededor.
    Los traguitos de luna llena nos gustan a todos en el fondo, supongo.
    Está lloviendo. Esta es una sorpresa ¿no?. Ves, esto de tener un blog no es tan monótono.

    ResponderEliminar
  2. gégégé, ¿y ya lo leyó el aludido?

    ResponderEliminar