miércoles, enero 3

Errores

Lucifer: (Con una angustia invadiendo su ser) Padre, he pecado, te he fallado y no he podido concretar tu misión. ¡Oh! Santo Padre merezco la muerte, merezco que mil ángeles lancen flechas ardiendo en mi cuero para luego tirarlo en un pozo que no tenga fin.

Dios: ¿Tan grave es tu falta hijo mío? ¿Que mal haz hecho?

Lucifer: Bien lo sabes padre. No actué a tiempo, no logre convencer ni repartir tu "amor" a la gente. No logré abrir sus mentes. Y aún así, creen que están salvados.

Dios: Pero, ¿Cómo dices eso? ¿Por que afirmas que están salvados?

Lucifer: Hubo un hombre bueno, pero osado, atrevido, revolucionario. Dijo ser el hijo de Dios, quiso usurpar mi lugar en tu cielo. Pero supongo que así los creaste, para que creyeran en lo que ellos quisieran sin importar que descabellado fuese. Ese hombre les ofreció una vida aquí contigo si renunciaban a su derecho por nacimiento de reproducirse, si se le daban la espalda a quién no fuera digo a su consideración y amar a todos como se ama un hermano a otro. Bien te lo había dicho padre, cuando dijeron que nacieron con un pecado original. ¡La ofensa Padre! ¡Que algo perfecto, creado por ti fuera malo por nacimiento! ¡Y que tu fueras como ellos y guardaras recores y odios!

Dios: Dime Lucifer ¿qué le harán a ese hombre?

Lucifer: Lo que hacen tus primitivos seres, hacerlo sufrir y luego clavarlo en dos palos.

1 comentario:

  1. comentaré este junto con el del "Apéndice A de Justino" y el de "Tania...", porque al final me causaron más o menos la misma reacción (bueno, no sólo al final): Una risa, una risa que dice: "Qué genialidad acabo de leer".

    Muy chidos (los 3 escritos), muy muy chidos. Gracias y saludos

    ResponderEliminar