jueves, marzo 26

Kande, ojalá


"Hace falta convicción personal y de los valores de donde partimos, organizarnos, hay que fomentar los valores en los individuos, los candidatos para los puestos de elección popular deben estar comprometidos con el entorno en el que se encuentran, a ellos hay que tenerlos como gobierno, no gente que viene con ideas bonitas. Las ideas son necesarias, pero no bastan, el conocimiento es importante, pero no es lo único; la experiencia y, sobre todo, la capacidad de escuchar a la gente es lo que se necesita"
Kande Mutsaku



Hoy en la tarde leía El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad y me acordé de un profesor genial llamado Kande Mutsaku. Él era de la República Democrática del Congo, fue en Tlalpan donde lo vino a seguir la violencia.

Terrible, leía el blog de Laura Yaniz, cuando me topo con esta noticia terrible. Busqué información al respecto en la web y me encuentro con unas fotos escalofriantes. Supongo que ver escenas como éstas en el Metro no te conmueve hasta que ves a alguien que conoces, es un impacto terrible. No describiré la escena por mera ética y porque considero injusto hacerlo a la memoria de un hombre como Kande.

Trabajé con él en la preparatoria. El proyecto CEPAN semetral tenía por objetivo estudiar el S. XIX a través de visiones nacionales. A mi equipo, grandes amigos, le tocó ser "el Congo". Kande Mutsaku era una visita obligada, no sólo por ser congolés, sino por su enorme conocimiento sobre el África, la situación actual y la historia de la región.

Aún recuerdo la entrega final del proyecto, era un "programa de radio del pasado". Zabdi me pidió que hiciera una broma para quedar bien con Kande que nos fue a escuchar de sorpresa. Yo actuaba de sacerdote evangelizador y Jimena de señora inglesa de sociedad, entonces se me ocurrió decirle: "Vinimos aquí a traerles la palabra de Dios no a hacerlos esclavos"; ella respondería: "Sí, pero no se han de convertir en doctores en Humanidades de la noche a la mañana".

Kande se botó de la risa, y nos dijo cuando terminamos, enseñando sus blanquísimos dientes: "¡Qué malos!"

Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, Licenciado en Filosofía por la Universidad Gregoriana de Roma, Teología en el Instituto Tecnológico Cristo Rey, misionero, docente y una persona absolutamente genial.

Ojalá se encuentre a los asesinos, ojalá esté en un buen lugar...




5 comentarios:

  1. Anónimo11:30 p. m.

    Tengo ya 2 años de graduada y Kande fue mi maestro de Ciencia Politica y es uno de los tantos maestros que llevo en mi memoria y corazon como uno de los MEJORES maestros que conoci en el ITESM CCM, sus clases eran muy buenas y se aprendia mucho de el como maestro y persona, mas que maestro era un amigo, increible ser humano, lleno de energia, de buen humor y sonrisas. Mi mas sentido pesame y siempre lo tendre en mi memoria con su eterna sonrisa... vive por siempre KANDE MUTSAKU

    ResponderEliminar
  2. Claudia Araujo12:07 p. m.

    En verdad un gran hombre, de esos hombres que dejan huella en tu vida...vivirá por siempre en nuetros corazones Kande, te extrañaremos...

    Claudia Araujo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:59 p. m.

    EXCELENTISIMO PROFESOR, ES TRISTE Y VERGONSOSO QUE DESPUES DE TENER UN HONORABLE CURRICULUM INTERNACIONAL SU VIDA HAYA TERMINADO EN LA CLOACA LLENA DE MIERDA LLAMADA DISTRITO FEDERAL "DIOS NOS AYUDE A LOS QUE VIVIMOS EN ESTE INFIERNO LLAMADO DF"

    LESLIE C.E. FILOSOFIA Y LETRAS UNAM

    ResponderEliminar
  4. Ojalá. Eso lo dicen todas las
    Familias de cada uno de los ejecutados en el país . Lamentable caso. Saludos y efectivamente que se encuentre en un lugar mejor.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:57 p. m.

    Dr. Kande.....siempre te recordaré!

    ResponderEliminar